1. En fotografía, un stop es la división o multiplicación por 2 de la luz que recibe el sensor.
Es español se puede utilizar “paso” en lugar de Stop. Se divide la luz que recibe el sensor por 2 cuando se cierra el objetivo un diagrama, por ejemplo de f/2.0 a f/2.8.
Se multiplica por 2 al abrir el diafragma, por ejemplo de f/8.0 a f/5.6.
También se multiplica por 2 dividiendo la velocidad de obturación por 2 (ejemplo de 1/250º a 1/125º, y se divide la luz por dos al pasar al doble de velocidad de obturación (por ejemplo de 1/250º a 1/500º).
La tercera forma es jugar con la sensibilidad, que se expresa en ISO. Un valor doble de sensibilidad es lo mismo que abrir un diafragma o que dividir por 2 la velocidad, por lo menos en cuanto a cantidad de luz en la exposición (no considerando otros parámetros).
2. Para modificar la cantidad de luz del flash que recibe el sensor:
Puedes ajustar solo la apertura y la sensibilidad. Es la única respuesta correcta de las propuestas, aunque obviamente, puedes actuar sobre la potencia del flash. Sin embargo, una velocidad de obturación más lenta no modificará la cantidad de luz recibida del flash. Lo único afectado será la proporción de luz ambiental que recibirá la cámara.
La razón es que la velocidad de destello del flash es muy superior a la velocidad de obturación, y totalmente independiente de la misma.
3. Si disparas con una velocidad superior a la de sincronización de la cámara:
Tu foto puede salir completamente negra. Si sobrepasas un poco la velocidad de sincronización, primero saldrá una banda negra que comerá parte de la foto. Esta banda se hará más ancha al subir la velocidad de disparo y rápidamente cubrirá toda la foto.
A una velocidad de 1/400º, es más que probable que la foto salga completamente negra. Si es lo que consigues, puede que el flash no haya disparado, pero comprueba la velocidad de disparo de la cámara.
4. Si tu retrato con flash sale perfectamente expuesto con una velocidad de 1/125 y que bajas la velocidad a 1/30, entonces:
El retrato saldrá igual. Es la misma explicación que para la pregunta número 2. Siendo un retrato, la iluminación depende del (o de los) flash(es). Y como el destello del flash es independiente de la velocidad de obturación, la iluminación del retrato no cambia.
Si bajas la velocidad de disparo de forma importante (un segundo por ejemplo), entonces entrará contaminación lumínica por la luz ambiental.
Curiosamente, el retrato no saldrá trepidado por bajar a 1/30º de segundo, porque el retrato solo recibe la luz del flash, es decir a menos de 1/1000º de segundo. Para que el retrato saliera trepidado, la velocidad de obturación debería de ser tan lenta que entrara mucha luz de contaminación ambiental.
5. El número guía de un flash (NG):
Indica la distancia de alcance de un flash en función de la apertura utilizada. Se considera siempre por una sensibilidad de 100 ISO. Así, un NG de 56 significa que la exposición correcta con una apertura de f/8 necesita situar el sujeto a 7 metros (8 x 7 = 56).
La velocidad de disparo no interviene, como explicado en la pregunta 4.
Interviene también el llamado “zoom” del flash (cuando disponible), que corresponde al cono de luz que genera el flash. Este cono se ensancha o estrecha gracias a un motorcito que aleja o acerca la bombilla de la salida del flash. Algunas cámaras y flash sincroniza de forma automática la focal del objetivo y la posición “zoom” en el interior del flash.
En posición “zoom”, el cono más estrecho hace que la luz se concentre y que la distancia del sujeto pueda aumentar. No soñemos sin embargo con ir más allá de lo que indica el NG porque los fabricantes, astutamente, siempre indican el NG para el zoom máximo del flash, porque el dato les sale más favorable.
6. Con una cámara réflex, utilizar una velocidad de disparo superior a 1/320 segundos:
Requiere un modelo de flash especial de alta velocidad. Pero también requiere que la cámara lo permita. La opción de alta velocidad se denomina HSS (High Speed Strobe, es decir destello de alta velocidad).
Consulta el manual de tu cámara para saber si permite la sincronización de alta velocidad.
Colocar filtros neutros delante del objetivo permite reducir la cantidad de luz captada por el sensor, es como si bajaras la sensibilidad a 50 o a 25 ISO. Sin embargo, es fácil que dificulte (o imposibilite) el enfoque automático de la cámara por falta de luz y de contraste en la escena capturada.
7. Las fotos a personas realizadas con flash de mano son más realistas cuando:
El flash está colocado a distancia de la cámara. Colocarlo en la zapata de la cámara es probablemente el peor sitio. Hace iluminaciones planas, retratos sin modelado ni relieva, y provoca ojos rojos al rebotar el flash en el fondo del ojo.
Apuntar el flash al techo es una buena solución porque convierte el techo en fuente de luz pasiva, pero apuntar al cielo, es decir en exteriores, hace que toda la luz del flash se pierda.
8. Reciclaje de un flash de mano:
Es posible acortar el tiempo de reciclaje de un flash de mano usando baterías auxiliares.
En efecto, si tu modelo de flash de mano permite conectar baterías externas, no solo aumenta la duración de las pilas, sino que permite un reciclaje bastante más rápido. Con el flash Yongnuo 560, que suele reciclar en 4 o 5 segundos, el uso de batería auxiliar baja el tiempo de reciclaje a un segundo.
9. El sistema TTL:
Puede fallar la exposición, pero permite hacer fotos más rápidamente en situaciones muy variables.
Se trata de un modo automático que corta el flash cuando la luz que rebota desde el sujeto hacia la cámara es suficiente. Teóricamente, es una buena solución, salvo que la cámara no puede saber a ciencia cierta cuál es el sujeto que te interesa. Esto hace que, en un grupo de personas, o cuando hay objetos entre la cámara y el sujeto que te importa, el automatismo se equivoca.
Pero ajustar el flash entre cada toma requiere un mínimo de tiempo y el sistema TTL es interesante cuando no dispones de tiempo entre cada toma.
10. El uso de un flash es interesante:
Tanto en exteriores como en interiores, de día como de noche.
Un flash permite aislar un sujeto dándole más luz que el resto del entorno. También permite completar una fuente de luz natural (el sol por ejemplo) y eliminar las sombras duras que esta fuente genera. Por esto se llama entonces “flash de relleno”.
También puede ser rebotado, en exterior, con una pared blanca, en cuyo casa la fuente aparente de luz ya no es el flash sino parte de la pared blanca de la casa, lo cual produce una iluminación mucho más suave.
Hay bastante más uso de uno, o varios, flashes de mano. De hecho, permiten realizar prácticamente cualquier esquema de iluminación que puedes hacer con flashes de estudio, pero a coste significativamente inferiores, con total movilidad, y sin necesitar enchufes de electricidad a tu lado.
Si quieres saberlo todo, o casi, sobre iluminación con flashes de mano (strobist), apúntate a uno de nuestros cursos-talleres de strobist.

¡ENHORABUENA!

Por haber complimentado el quiz en Facebook y haberte interesado en las respuestas, te ofrecemos un descuento especial de 10€ sobre la suscripción al próximo taller de strobist

RESERVA AHORA TU PLAZA y cuando entres en el carrito de la compra, indica por favor el código de cupón: PROMOQUIZ (todo en mayúsculas).

Si quieres que te informemos de las novedades y de los talleres que organizamos, por favor indica tu nombre y tu email.

Al hacerlo, estás aceptando nuestras políticas de privacidad